lunes, 25 de enero de 2010

Equanimal contra la matanza del zorro en Galicia


Pitos, cornetas y silbatos contra balas y cartuchos. Mientras unos intentarán matar, otros tratarán de impedirlo. El próximo sábado 30 de enero se celebra el VII Campeonato de España de Caza del Zorro. Será en Galicia, como en todas las ediciones anteriores desde que se retomó el trofeo en Portomarín (Lugo), donde está previsto que se reúnan más de 1.000 cazadores de toda España. “Algo excepcional que solo ocurre en nuestra comunidad” comenta Eladio Ferreira, presidente de la Fundación Equanimal, asociación convocante del sabotaje junto con una veintena de colectivos de todo el país quienes esperan reunir a cerca de 300 personas de Galicia y el resto del Estado, al igual que hicieron a principios de 2009 en Rodeiro, Pontevedra.

El objetivo de estos grupos: “Impedir que los cazadores maten ningún zorro”. La estrategia: “Pasear en grupos por los caminos del monte donde se celebra el campeonato persiguiendo a las cuadrillas de los tiradores haciendo todo el ruido posible para ahuyentar a los animales”. Una acción “pacífica y perfectamente legal” que, además, “permitirá salvar la vida de muchos de estos mamíferos” y que Equanimal convoca porque “estamos en contra de todo tipo de cacerías y a favor de la defensa de los animales”, ya que “la caza no es deporte sino un crimen” matiza Ferreira, que recuerda que con este tipo de acciones consiguieron reducir el número de piezas abatidas desde las 65 de su primer boicot en 2007, hasta las 27 de 2009. Tras la marcha, los activistas han convocado una manifestación.

“Asesinato”

Los grupos convocantes denuncian no solo que la celebración de este torneo es un “asesinato y un evento cruel y anacrónico disfrazado de deporte”, sino que incumple “multitud de leyes, entre ellas, la propia normativa de caza” y que “atenta contra la integridad personal y pública”, pues, como asegura el portavoz de Equanimal, “los cazadores transitan por las áreas de seguridad de los montes y con las armas cerradas, algo prohibido que obliga a los excursionistas a no salir”.

Por otra parte, desde la Asociación de Acogida y Adopción de Perros Os Palleiros de Pontevedra, recuerdan que, por lo general, “estos cazadores maltratan brutalmente a los perros que utilizan, sometiéndolos a multitud de vejaciones como dejan patente todos los años ante multitud de testigos”. Al término de la temporada de caza, concluyen, “se recogieron, solo en Lugo en el mismo mes, 110 perros abandonados”. Los ecologistas critican, asimismo, “la contaminación de plomo que inunda los ríos por las postas de las escopetas, el destrozo sistemático de caminos, sendas y parajes” o la “invasión con coches todoterreno de zonas protegidas” .

Los certámenes

La asociación Matar por Matar Non argumenta que, a pesar de que el 6 de enero fue la última jornada hábil de la actual temporada de caza, el día 9 del mismo mes comenzaron en las cuatro provincias gallegas varias copas para el campeonato estatal “sin aviso previo”. Ambos trofeos se celebran en la comunidad debido “a la imposibilidad y a los costes que representaría que tuvieran lugar en otro sitio de España donde, paradójicamente las leyes no lo permiten o donde los cazadores tendrían que abonar elevadísimas tasas”. El peligro estriba, añaden, en el hecho de que “una actividad que antes se publicitaba como un gran acontecimiento por parte de la Federación Gallega de Caza, ahora se esconde en el más absoluto sigilo para evitar el rechazo de la población, así como la defensa de los animales de los ecologistas”.

Finalmente, para Equanimal otro de los males radica en que se martirice a los animales, aún después de muertos, para comprobar que la batida ha sido efectiva, una tradición que el colectivo ha tratado de combatir incluso por vía judicial.

Fuente: http://www.xornal.com/artigo/2010/01/23/sociedad/ecologistas-desvian-tiro-cazadores/2010012322342600711.html
Fecha: 23.01.10

Si quieres participar, entra en: http://www.equanimal.org/index.php?option=com_content&view=article&id=211:iunete-a-un-nuevo-sabotaje-de-la-caza&catid=25:convocatorias&Itemid=108/

Un ciervo mantiene en vilo a la población al correr desorientado por las calles de Zamora

El ciervo, a la derecha, herido tras saltar el muro y caer junto a unos coches. Foto David Rodríguez

El animal, de unos ciento diez kilos de peso, resultó herido tras saltar por un muro, y tuvo que ser sedado para poder trasladarlo a un centro de recuperación.

Un ciervo de unos ciento diez kilos de peso mantuvo en vilo a la ciudad el mediodía de ayer al correr desorientado por diferentes calles hasta que finalmente fue controlado a la altura de la entrada al bosque de Valorio en la avenida Obispo Nieto.

En su desesperada carrera el animal se cruzó con coches y personas aunque no ocasionó daños personales ni materiales. Al parecer el animal podría haberse asustado por los disparos ocasionados por los cazadores que por esta época organizan monterías y en su desesperada huida habría perdido el rumbo internándose en la ciudad.

Según los datos proporcionados por los vecinos que le siguieron la pista, el ciervo, de aproximadamente unos tres años de edad, accedió a la zona urbana de la capital por la carretera de la Hiniesta, se adentró en el barrio de San José Obrero y llegó hasta la zona del campo de fútbol del bosque de Valorio donde un grupo de personas, que se preparaban para jugar un partido, vieron cómo el animal después de detenerse unos instantes partía nuevamente a la carrera, esta vez dirigiéndose hacia las viviendas ubicadas en la zona del alto de Valorio, en el barrio de San Lázaro.

Precisamente a esa altura el animal se cruzó en el camino de Olga Prada del Río que en ese momento daba un paseo con su hija de nueve meses. «Estaba caminando por la calle de Santa Águeda en dirección a la avenida Obispo Nieto cuando en la Plaza de Mayo me encontré frente a frente con el animal y me asusté muchísimo porque venía corriendo hacia nosotros. Inmediatamente me aparté hacia un lado y tuve que parar a algunos coches para alertarles sobre la presencia del animal», cuenta y agrega: «El susto fue mayor cuando el animal dio la vuelta y volvió a correr espantado hacia nosotros. Cogí a mi hija en brazos, dejé el carro en medio de la pista, y corrí a buscar refugio porque me daba mucho miedo que pudiera pasarle algo a la niña. Fueron momentos de mucho nerviosismo y realmente no sabía como actuar porque lo último que esperas encontrarte es a un ciervo deambulando por las calles».

Tras dejar atrás la Plaza de Mayo el animal continuó su huida por la calle de Santa Águeda hasta la avenida Obispo Nieto. Al llegar a la altura del gimnasio del colegio Obispo Nieto, que fuera antiguamente el cuartel de bomberos, saltó un terraplén y quedó tendido en la calzada, entre el bordillo de la acera y un vehículo. «Me asusté muchísimo porque venía corriendo hacia nosotros, me aparté y tuve que parar algunos coches», relata una testigo.

Hasta el lugar llegaron de inmediato agentes de la Guardia Civil y de la Policía Municipal que, tras ser alertados por los vecinos, venían siguiéndole la pista al ciervo. Para colaborar con el rescate también se hicieron presentes los bomberos y técnicos de Medio Ambiente. «Después de saltar el animal sufrió daños en una de las patas delanteras y en la cornamenta. Para poder recogerlo un trabajador municipal sedó al ciervo con un dardo tranquilizante y fue entonces cuando pudo ser trasladado hacia el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Villaralbo que es gestionado por la Junta de Castilla y León», señaló el concejal de Protección Ciudadana, Francisco Javier González. El hecho causó gran expectación entre los vecinos y viandantes que se congregaron en el lugar y que comentaban lo extraño del suceso.

Fuente: http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2010/01/24/ciervo-mantiene-vilo-poblacion-correr-desorientado-calles-ciudad/412570.html
Fecha: 24.01.10