martes, 9 de febrero de 2010

Canadá autoriza la caza de 50.000 focas grises

Según el Fondo Internacional para la Protección de los Animales, la cuota significa que podrá matarse a tres de cada cuatro focas grises que nazcan este año.

Nueva York.-Los cazadores de focas grises candienses tienen permiso para capturar esta temporada 50 mil animales de esa especie, según decretó el gobierno en Ottawa, despertando la ira de los grupos protectores de animales.

Medios locales aseguran hoy que la cuota de este año es tan alta como la del pasado, de una especie con una población total de unos 300.000 ejemplares, según un portavoz ministerial.

Especialmente controvertido es el hecho de que de esa cantidad, se podrán cazar 2.220 animales en la Isla Tuburón, de sólo 500 metros de longitud, considerada territorio protegido de la isla de Cape Breton en el Atlátnico.

Según el Fondo Internacional para la Protección de los Animales (IFAW), la cuota significa que podrá matarse a tres de cada cuatro focas grises que nazcan este año. "No hay motivo económico o ecológico que justifique esa carnicería", denuncia uno de los biológos marinos de la organización.

Las organizaciones pronostican que en tres semanas todos los animales morirán antes de poder nadar o huir en el agua. "El mundo mira a Canadá por los Juegos Olímpicos. Pero también a esta carnicería arcaica".

Sin embargo, Canadá defiende la decisión como "humana y sostenible" y afirma que es necesaria para los Inuit, el grupo de esquimales que vive en Canadá y Groenlandia. "En Europa no se entenderá, lamentablemente", dijo la ministra de pesca canadiense Gail Shea sobre una prohibición comercial de piel de foca. "Defenderemos el derecho de la caza de focas canadienses".

Se trata de un controvertido tema internacional. En la cumbre de los ministros del G7 celebrada el fin de semana en Iqaluit, el anfitrión Canadá sirvió carne de foca. Protectores de animales lanzaron a la ministra una tarta a la cara hace dos semanas por defender la medida.

Fuente: http://www.milenio.com/node/377343
Fecha: 08.02.10

Quince burros se encargarán de la prevención de incendios en Girona

Especímenes de burro catalán en la granja Fuives de Olvan, en el Berguedà. Foto: Marc Vila

Quince burros de la raza catalana forman parte de una experiencia piloto en Girona que les convertirá en protagonistas de los trabajos de prevención de incendios forestales en la zona del macizo de Les Gavarres, informan los promotores de la iniciativa.

El consorcio que gestiona este área encarga así la labor de mantener el bosque bajo limpio a estos animales que se alimentan de los brotes de todas las especies que encuentran. El servicio es de muy fácil mantenimiento y, desde el punto de vista de la sostenibilidad ambiental y económica, se considera una buena opción.

Si la experiencia funciona, se extenderá al resto del macizo de Les Gavarres en el futuro, e incluso se prevé incluir a cabras y ovejas en la iniciativa.

Además, el consorcio ha empezado a trabajar, junto con la Fundación Ramon Noguera, en la prevención de incendios con un colectivo de disminuidos psíquicos como ya se hizo el año pasado con uno de presos.

Por otra parte, el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, mediante la empresa pública Forestal Catalana, ha licitado dos proyectos para evitar incendios en la demarcación de Girona, uno en el macizo de Les Gavarres y otro en el de Cadiretes, con un presupuesto de casi un millón de euros.

El coste del primero de estos trabajos asciende a 517.237,47 euros y se prevé ejecutar las obras en un plazo máximo de un año, mientras que el del segundo es de 474.128,96 euros con los mismos plazos que el otro.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=685649&idseccio_PK=1021
Fecha: 09.02.10