jueves, 11 de febrero de 2010

Los gatos callejeros, en peligro inminente en Valladolid

O eso es lo que deduzco al leer esta noticia sobre la ampliación de la perrera ...

El abandono de caballos, vacas y ovejas obliga a ampliar la perrera

Raro es el año en el que no llega al Centro Municipal Canino algún caballo, vaca, ovejas y, sobre todo, gallinas y patos. Es por ello, y por el aumento del abandono de animales de gran tamaño, por lo que el Ayuntamiento de Valladolid agrandará las instalaciones de la perrera.

Amplía, de esta manera, el servicio de las dependencias ubicadas en el plan parcial El Peral, en el Camino Viejo de Simancas, que hasta ahora dan cobijo únicamente a perros. Para ello, invertirá este año 50.000 euros en la construcción de un aprisco para varios animales de gran tamaño con una superficie de 30 metros cuadrados (destinado principalmente a vacas y caballos), una cuadra y un corral. Incluirá, además, un almacén para heno, paja y otros materiales.

Las obras llegan tres años después de que el Consistorio abriese las nuevas instalaciones; unas modernas dependencias de 1.720 metros cuadrados con 48 cheniles de doce metros cuadrados y un horno crematorio para eliminar de manera higiénica los cadáveres de los animales –instalación obligatoria para cumplir con la normativa sanitaria vigente–. Cuenta, además, con una pequeña clínica para atender las especies que llegan heridas.

Desde entonces, y aunque pueda parecer extraño, la Brigada Municipal de Zoonosis del Servicio de Salud y Consumo recoge al año entre dos y tres equinos perdidos o abandonados; incluso, el cadáver de alguna vaca han llegado a encontrar.

Se trata, según fuentes municipales, de evitar cualquier tipo de accidente que puedan ocasionar estos animales en las carreteras que circundan el término municipal y de eliminar los restos de especies muertas.

En el mismo edificio, el Consistorio pretende levantar varios chiqueros para especies más pequeñas (corderos y potros), un espacio al aire libre de 100 metros cuadrados para estancia externa de animales que lo precisen.

Además, con la ampliación del Centro Municipal Canino, los gatos que campan a sus anchas por varios rincones de la ciudad tendrán los días contados. El Ayuntamiento de Valladolid construirá, en un espacio de 35 metros cuadrados, cinco gateras destinadas a albergar a felinos abandonados, aunque también como zona de estabulación temporal de otros pequeños animales.

Los ciudadanos podrán, después, meterse en la página web del Consistorio (www.ava.es) para ver las fotos de los gatos y adoptarlos del mismo modo que se hace ahora con los perros.

La desaparición de los felinos de las calles de la ciudad ha sido, desde que llegó el actual regidor a la Alcaldía, Javier León de la Riva, uno de sus objetivos. Nada más tomar el bastón de mando, en 1995, lo primero que ordenó fue retirar todos los gatos que campaban a sus anchas por el Campo Grande. A lo largo de 2009, la Brigada Municipal de Zoonosis del Servicio de Salud y Consumo ha llegado a recoger 105.

El pasado año, la perrera atendió 1.484 avisos para recoger animales, de los cuales 598 estaban vivos y el resto, 886, correspondían a cadáveres procedentes de la vía pública, domicilios e incluso clínicas veterinarias. Las dependencias caninas cobijaron un total de 649 perros procedentes tanto de la vía pública como entregados por sus propietarios tras cansarse del 'capricho'. La cifra se han incrementado en nueve canes más respecto a 2008.

La puesta en funcionamiento de la página web municipal para adoptar perros ha conseguido que el 70% de ellos hayan encontrado dueño. De esta manera, se formalizaron 455 acogidas el año pasado, un número que ha ido en aumento: en 2007 fueron 317 y en 2008 se llegó a las 406. Además, los servicios municipales han logrado devolver 117 perros extraviados a sus propietarios.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/09/castillayleon/1265702808.html
Fecha: 09.02.10

El delito de guisar y comerse a una rata en televisión

La cadena británica ITV ha sido acusada de crueldad contra los animales y castigada con una multa de casi 2.200 euros por emitir un capítulo del reality I'm a celebrity... get me out of here en el que dos de los concursantes despellejaban, cocinaban y se comían una rata durante su estadía en una isla en Australia.

En diciembre, la RSPCA, una organización británica de protección a los animales, denunció a la cadena y a los dos concursantes: el chef Gino D'Acampo, que acabó siendo el ganador de la edición, y el actor Stuart Manning, que cocinaron a la rata en la versión inglesa de Supervivientes que se emitía en Reino Unido el año pasado.

Según los defensores de los animales, el sufrimiento al que se sometió a la rata, que tardó más de un minuto y medio en morir tras ser apuñalada, era innecesario, a lo que la sentencia de una corte australiana, que se conoció el martes, da la razón. En ella se estipula que matar y cocinar un animal para la consumición humana no debe implicar sufrimiento ni dolor innecesario.

Según informa la agencia Associated Press, a pesar de que los dos concursantes del reality podrían haber enfrentado penas de hasta tres años de cárcel de haber sido juzgados, la RSPCA decidió retirar los cargos contra ellos después de recibir la sentencia contra la cadena.

Previamente, ITV había reconocido que los productores del programa habían cometido un error al asegurar la seguridad de los concursantes tras comer a la rata, pero no darse cuenta de que matarla de la forma en que lo hicieron era ilegal.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/gente/delito/guisar/comerse/rata/television/elpepugen/20100210elpepuage_2/Tes
Fecha: 10.02.10