viernes, 23 de abril de 2010

Toro y caballo jugando

Los cuervos utilizan tres herramientas




Cuervos de Nueva Caledonia, en el Océano Pacífico, les han dado a los científicos una nueva exhibición de su destreza en el uso de herramientas. Investigadores de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, encontraron que estas aves son capaces de usar tres herramientas en serie con el fin de conseguir alimento.

Los cuervos, que utilizan herramientas en la naturaleza, también han mostrado otras habilidades en la resolución de problemas, pero este hallazgo indica que son más innovadores de lo que se pensaba. El estudio fue publicado en Proceedings of the Royal Society B.

El equipo se dirigió a la isla de Nueva Caledonia -ubicada en el sudoeste del Océano Pacífico - el hogar del Corvus moneduloides. Los cuervos son las únicas aves conocidas que crean y utilizan herramientas en la naturaleza.

El descubrimiento de que estos pájaros cortan las ramas en pedazos más pequeños y las convierten en ganchos, además de rasgar las hojas para utilizarlas como sondas afiladas con el fin de extraer comida de rincones difíciles de llegar, asombró a los científicos quienes previamente habían pensado que la capacidad para crear herramientas era exclusiva de los primates.

Investigación adicional llevada a cabo en el laboratorio y sobre el terreno reveló que los cuervos de Nueva Caledonia solucionan problemas de forma innovadora, rivalizando a menudo con los primates. Los experimentos demostraron que las aves pueden crear nuevas herramientas a partir de materiales desconocidos para ellas, así como usar una serie de herramientas de manera sucesiva.

Desafío

Para entender mejor cómo las aves realizan estas tareas, el equipo de la Universidad de Auckland planteó a siete cuervos salvajes -que habían sido capturados temporalmente y colocados en un aviario- un problema complicado.

A las aves se les presentaron algunos alimentos fuera de su alcance. La primera fue una herramienta larga, que podría ser utilizada para extraer el alimento, pero que no era fácil de utilizar para los cuervos pues, estaba escondida detrás de los barrotes de una caja.

Igualmente había una herramienta corta, que podría ser empleada para extraer la herramienta larga. Sin embargo, ésta estaba colocada al final de un pedazo suelto de cuerda que, a su vez, estaba atado a la percha del cuervo.

El profesor Russell Gray, de la Universidad de Auckland, explicó: "Era necesario que los cuervos entendieran que necesitaban la herramienta corta colocada sobre el trozo de cuerda para poder obtener la herramienta larga y luego usarla para conseguir el alimento".

Estudio

Las siete aves fueron divididas en dos grupos. Al primer grupo de aves se les dio la oportunidad de ensayar cada paso individual durante la instalación de la prueba y antes de que se les presentara la tarea completa de múltiples etapas.

"Todo lo que estas aves tenían que hacer era juntar cosas que ya podían hacer en la secuencia correcta", indicó el profesor Gray. Cada una de las tres aves logró resolver el problema de tres etapas en su primer intento.

A un segundo grupo de aves se les presentó una situación menos familiar. Si bien se habían presentado tareas donde los alimentos estaban atados directamente a cuerdas, y las ramas podían ser utilizadas para alcanzar los alimentos, nunca se les había presentado una situación en la que una herramienta estaba vinculada a la cuerda o donde una herramienta era necesaria para obtener una segunda herramienta.

Sin embargo, cuando se les presentó la tarea de múltiples etapas, estas aves también se las arreglaron para alcanzar su alimento.

Un pájaro, Sam, pasó 110 segundos inspeccionando el aparato antes de completar cada uno de los pasos sin ningún error. Otra ave, Casper, también completó las tareas en su primer intento, aunque inicialmente la cuerda lo desconcertó. Las otras dos aves resolvieron el problema en el tercer y cuarto intento.

"Descubrir que los cuervos podían resolver el problema fue sorprendente", señaló Alex Taylor, quien encabezó la investigación. Los investigadores indicaron que los experimentos están ayudando a arrojar luz en torno a cómo los cuervos llevan a cabo estas complicadas tareas.

Según Taylor, mientras el uso o la creación de una sola herramienta podría basarse en simples procesos de aprendizaje, resolver un conjunto de problemas relacionados, sugiere que la base de la innovación de los cuervos es mucho más compleja.
Los cuervos de Nueva Caledonia forman parte de la familia de los córvidos, aves en cuyo grupo se incluyen los cuervos, los grajos, las cornejas, los arrendajos o charas y las urracas.

Durante décadas, estas aves han sido estudiadas por su aparente inteligencia. A los científicos les ha sorprendido encontrar charas Pecho Rayado que intentan engañar a sus aves compañeras pretendiendo enterrar la comida mientras están siendo observadas, arrendajos que realizan hazañas notables de memoria, y posiblemente incluso el auto reconocimiento en las urracas.

Estudios más recientes también han encontrado que los grajos también son capaces de crear y utilizar herramientas, a pesar de que, a diferencia de cuervos de Nueva Caledonia, no se les han visto usarlas en la naturaleza.

Y estas aves también han sorprendido a los científicos con sus habilidades para resolver problemas - más recientemente, se ha demostrado que pueden hacer algo similar que en la fábula de Esopo "El cuervo y el cántaro", es decir, que el cuervo arroja piedras dentro de un cántaro para elevar el nivel del agua y así poder agarrar a un gusano que flotaba.

Pero podría no sólo tratarse de pájaros y primates los que tienen habilidades para utilizar herramientas. A finales de 2009, un estudio que apareció en la publicación científica Current Biology sugiere que los pulpos surcados en Australia estaban utilizando cáscaras de coco como herramientas, las sacaban desde el fondo del mar, galopaban con ellas y luego las utilizaban como un refugio.

Sin embargo, algunos investigadores debaten si este tipo de comportamiento se ajusta a la definición relativa al uso de herramientas.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/04/100421_cuervo_herramientas_habilidad_amab.shtml Fecha: 21.04.10

Condenado el individuo que mató a patadas a un gatito en Bilbao (Irala)

El año pasado, miembros del Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia recibieron una llamada desesperada de vecinos del bilbaino barrio de Irala en la cual alertaban de que un vecino estaba pateando salvajemente a un cachorro de gato.

Activistas del CAAB (Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia) se desplazaron hasta el lugar y llevaron el animal al centro veterinario, donde murió debido a gravísimos traumatismos craneoencefálicos y hemorragia masiva abdominal.

Los hechos transcurrieron el pasado 17 de marzo de 2009, cuando un vecino del barrio bilbaino de Irala (Manuel Gil Orbán) , se acercó a un cachorro de gato callejero, que dormitaba al Sol en una zona ajardinada, y se ensañó con él a patadas, hasta que el animal murió debido a los traumatismos y hemorragias internas.

El Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia (CAAB), presentó ante el Juzgado de Guardia de Bilbao, una denuncia contra un vecino de Irala por matar a patadas a un cachorro de gato siamés. Los hechos fueron presenciados por testigos que vieron como un gatito que tomaba el sol en una zona ajardinada de Irala, era pateado por dos veces por el vecino denunciado. Las patadas fueron de tal magnitud y con tal ensañamiento, que desplazaron al gatito varios metros por los aires.

Trasladado de urgencia el joven cachorro a una clínica veterinaria, nada se pudo hacer por salvarle la vida, pues presentaba un fuerte traumatismo abdominal y craneoencefálico que provocó una severa hemorragia interna, e ingreso cadáver.

El Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia, considera que este tipo de actuaciones contra los intereses de los animales, deben de ser perseguidas y castigadas por la Ley, por lo que inició las actuaciones legales pertinentes y ha llevado este caso a los Tribunales.

EL AGRESOR, CONDENADO

Antesdeayer, 21 de abril, la Justicia se pronunció y estableció condena por delito a Manuel Gil Orbán, el vecino de Irala que reventó a un cachorro de gatito que dormitaba en un jardín de dicho barrio.

El Juzgado de lo penal nº 2 de Bilbao (Bizkaia) ha condenado al vecino del bilbaíno barrio de Irala, Manuel Gil Orbán a la pena de tres meses de prisión por matar a un gatito a patadas.

El titular del Juzgado ha considerado probados los hechos denunciados por el Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia (CAAB) y que son constitutivos de un DELITO de maltrato animal, según establece el Código Penal, por lo que ha impuesto la pena correspondiente.

Desde el Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia (CAAB) se valora muy positivamente esta condena que establece que el maltrato a los animales ha dejado de ser impune y que todo aquel que atente contra la vida de estos seres tendrá que responder ante la Justicia.

Los nuevos tiempos de una sociedad sensible y avanzada en el respeto a todos los seres vivos están calando hondo, de tal forma que, los animales dejan de estar indefensos y la Justicia actuará contra todo aquel que ose maltratarlos.

Solo queda lamentar la poca cuantía de la condena en comparación con la monstruosidad del delito cometido. Confiamos que de aquí en adelante las penas contra estos maltratadores se endurezcan y vayan a la par del delito que cometan.

Contra el maltratador, tolerancia cero.

http://www.colectivoantitaurino.org/

Enlace directo aquí:
http://caabnoticias.wordpress.com/2010/04/22/condenado-el-individuo-que-revento-un-gato-a-patadas-en-irala-bilbao/