sábado, 1 de mayo de 2010

Cuatro crías de gorila salvadas por la Misión de la ONU en el Congo

Kinshasa, 28 abr (EFE).- Cuatro crías de gorila huérfanas fueron rescatadas por la Misión de la ONU en el Congo (MONUC) y trasladadas en helicóptero a la reserva de Tayna, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), para ponerlas fuera del alcance de los cazadores furtivos, informaron los responsables de ese parque.

Un helicóptero de la MONUC trasladó a los cuatro pequeños gorilas desde Goma, la capital de la provincia de Kivu Norte, hasta el centro de protección zoológica de Kasugho, en la reserva de Tayna del territorio de Lubero.

El conservador y coordinador de la reserva de gorilas de Tayna, Pierre Kakule, señaló que los animales rescatados pertenecen a la especie de gorila oriental de llanuras (gorilla beringei graueri), que está en peligro de extinción.

"La población local nos llamó la atención sobre la presencia de cazadores furtivos que se dedican al tráfico de crías de gorila y pudimos rescatarlos", dijo el experto.

Con menos de dos años de edad, las cuatro crías rescatadas han vivido más de un año en el recinto de la Asociación de Conservadores de Gorilas para el Desarrollo (UGADEC), en Goma.

Durante unos años, las crías serán seguidas durante en el centro de protección de Kasugho por guías ecológicos y, posteriormente, serán reinsertadas en la comunidad de gorilas protegidos de la reserva de Tayna.

Estos gorilas orientales de llanura sólo viven en el este de la RDC, su número se calcula en menos de 5.000 ejemplares y se benefician del estatuto internacional de protección.

Fuente: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=362419
Fecha: 28.04.10

El Seprona detiene a 2 personas por emplear lazos de acero sin freno y cebos envenenados en un coto de Murcia


Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, han detenido a dos personas, el titular de un coto privado de caza y uno de sus empleados, como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la fauna, por el empleo de lazos de acero sin freno y cebos envenenados para dar muerte a la fauna silvestre del coto sito en el término municipal de Murcia, según informaron fuentes de la benemérita en comunicado.

En el coto privado de caza, ubicado en el interior de la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) denominada 'Monte el Valle y Sierras de Altaona y Escalona', y donde hay censadas diversas poblaciones de especies protegidas, como el Búho real 'Bubo bubo' y el Águila real 'Aquila chrysaetos', los agentes encontraron un total de 34 unidades colocadas en los lugares de pasos de los animales, los cuales, una vez atrapados, morían por estrangulamiento o rematados con arma de fuego o a golpes, según la necropsia realizada a los cadáveres de un perro, dos zorros y un tejón.

En abril del 2009, agentes medioambientales de la Dirección General de la Patrimonio Natural y Biodiversidad de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia encontraron 18 cebos envenenados, otro arte prohibida para la caza, en el interior del referido acotado, así como varios animales muertos presumiblemente como consecuencia de su ingesta una culebra bastarda, tres lagartos ocelados y un ratón de campo.

La Guardia Civil recordó que la legislación en materia de patrimonio natural y biodiversidad prohíbe la tenencia, utilización y comercialización de todos los procedimientos masivos o no selectivos para la captura o muerte de animales, entre los que se encuentran el uso de veneno y de lazos sin freno ya que pueden afectar gravemente a la fauna silvestre, en muchos casos protegida, así como a los animales domésticos.

Así, los animales que quedan atrapados acaban muriendo por estrangulamiento al intentar escapar del lazo, o bien como consecuencia de las graves heridas que se producen por la misma causa o, en última instancia, de inanición. No obstante, si el infractor encontrara antes de todo ello al animal atrapado, es habitual que lo remate con arma de fuego o a golpes.

Los detenidos, que responden a las iniciales de F.T.F., de 53 años de edad, y vecino de El Pilar de la Horadada (Alicante) y J.A.L.C., de 37 años de edad, y vecino de San Javier (Murcia), se enfrentan, según el vigente Código Penal, a sanciones de prisión de hasta dos años de duración y multas e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar de hasta tres años.

Las actuaciones practicadas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Murcia en funciones de guardia, así como en la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Fuente: http://www.que.es/murcia/201004301253-seprona-detiene-personas-emplear-lazos.html
Fecha: 30.04.10