jueves, 29 de julio de 2010

Declaraciones de Leonardo Anselmi, portavoz de la Plataforma PROU! tras la histórica jornada de ayer vivida en el Parlament

Ha costado mucho tiempo, lucha y esfuerzo, pero por fin es una realidad:

las corridas de toros están abolidas a partir de ayer, 28 de julio de 2010, en Catalunya y estarán prohibidas por Ley a partir del 1 de enero de 2012



El portavoz de la plataforma antitaurina PROU, Leopoldo Anselmi, ha asegurado que buscan animar a otros grupos para que también prohíban los toros.

Puedes ver una selección de fotografías de la jornada de ayer en http://www.publico.es/espana/329942/fiesta/nacional/catalunya

Cinco activistas proanimales pusieron en marcha el veto

No incluir a los 'bous' en la ILP fue clave para llegar a la votación de hoy. Los promotores desplegaron más de 300 mesas en fiestas, conciertos y 'aplecs'.

Empezaron cinco personas. «Un pequeño grupo de gente, amigos implicados en asociaciones animalistas, que decidimos, a mediados del 2007, ver qué podíamos hacer por el toro», recordaba ayer Leonardo Anselmi, uno de los miembros de ese reducido equipo inicial. A lo largo del año siguiente, se les sumaron otras seis personas. Y en cuanto hicieron pública sus intenciones, otros 880 voluntarios, de toda Catalunya, se volcaron hasta lograr las 180.089 firmas que finalmente se presentaron ante el Parlament pidiendo la abolición de las corridas en Catalunya.

Como una mancha de aceite. La iniciativa, que empezó a gestarse en un despacho de la calle Mallorca de Barcelona, ha alcanzado una dimensión internacional. El lunes, la plataforma entregó 140.000 nuevas firmas recogidas por la Sociedad Mundial para la Protección Animal en 120 países. La expectación que ha generado la acción es amplísima. «Desde el sábado, he atendido a 107 medios de comunicación extranjeros. Sin contar a la prensa española», señalaba Anselmi, ayer a media tarde.

RÁPIDOS Y EFICACES / El despliegue de la Plataforma Prou –hasta el sector protaurino lo reconoce– fue efectivo, rápido y eficaz. Los voluntarios se expandieron por todo el territorio. «Hubo firmas en el Ebro y en pueblos muy pequeños del Pirineo, como Sort o Espot, en el Pallars Sobirà», relata el portavoz de la entidad.

«Sabemos que no todos los que se han declarado antitaurinos son animalistas, pero la verdad es que la gente se volcó», explica Anselmi. «Y eso que era una causa altruista, en la que el interesado no puede agradecer el apoyo recibido», agrega. La estrategia, tras un año de trabajo, fue simple: se colocaron más de 300 mesas para recoger firmas en lugares muy bien elegidos. «La que mejor resultado dio fue la que se colocaba los sábados junto a El Corte Inglés de la plaza Catalunya de Barcelona. Batió el récord», indica Anselmi. Conciertos en el Palau Sant Jordi, partidos de fútbol en el Camp Nou, encuentros sardanistas y fiestas mayores. El caso era encontrar puntos donde hubiera prevista importantes concentraciones de ciudadanos.

CONTRA EL MALTRATO Los primeros apoyos se recogieron el 11 de diciembre del 2008. Ciento veinte días después, el límite que da la ley, se habían recabado más de 180.000. El 9 de mayo del 2009, las firmas llegaron al Parlament, que el 18 de diciembre acordó su admisión a trámite. Fue clave para el éxito no incluir a los correbous. Al principio se plantearon si ir solo contra los toros o hacer extensiva la propuesta a todos los espectáculos en los que se maltratan animales, categoría en la que incluyen los correbous, los circos y el delfinario del zoo. «Hicimos lo primero porque era más sencillo aglutinar el respaldo social necesario, pero para nosotros ningún maltrato es aceptable», explica Anselmi

Desde la reforma, en el 2006, de la ley de Iniciativas Legislativas Populares (ILP), la del veto al toreo es la primera que puede ser aprobada por el Parlament. La nueva normativa –que revisaba una anterior de 1995– buscaba facilitar la presentación y retirada de las ILP. Entre otras cuestiones, la ley actual reduce de 65.000 a 50.000 el número mínimo de firmas que han de avalar la iniciativa. Desde entonces, se han quedado por el camino la petición de prohibir el cultivo de transgénicos y la de bilingüismo en las escuelas.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100728/cinco-activistas-proanimales-pusieron-marcha-veto/408235.shtml
Fecha: 28.07.10

El argentino vegano y ecologista que lideró la prohibición de los toros en Catalunya

«Las corridas de toros, amenazadas por un argentino que vive en Barcelona» fue el llamativo titular de una entrevista que dio Leonardo Anselmi, coordinador y portavoz de la plataforma «Prou!, al diario «Perfil» de Buenos Aires hace dos meses. Nacido en Rosario, ciudad de la provincia de Santa Fe, hace 34 años, Anselmi llegó a Barcelona en 2002 «por una historia de amor» y escapando de la crisis económica que por esos tiempos llevó a Argentina a la quiebra. Él mismo reconoce que al llegar a España no sabía qué era una corrida de toros y, más curioso aún, una de las primeras fotografías que se hizo en la Ciudad Condal fue frente a la Plaza Monumental, un lugar que ahora define como «el sitio en el que se matan animales».

«Al principio no entendía muy bien lo de los toros, a pesar de que, en general, siempre había tenido una sensibilidad bastante especial con los animales», declaraba el rosarino al matutino porteño. Eso no le impidió recoger 180 mil firmas y presentar hace dos años una iniciativa legislativa popular (ILP) en el Parlamento de Cataluña para prohibir las corridas en la región autónoma. «Sólo hemos dado forma a una voluntad popular», suele decir.

Vegetariano con el don de la palabra

Hace solo tres años, Anselmi dejó de comer carne y se convirtió en un vegano, una filosofía de vida que excluye todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales que en la práctica se aplica siguiendo una estricta dieta vegetariana y renunciando a los tejidos y productos de origen animal. Entre los veganos también es muy común no asistir a espectáculos en los que se usan animales. Precisamente por ello terminó afiliándose a la plataforma «Prou!» (¡Basta!, en español), principal promotora de la iniciativa antitaurina que ya es ley.

Los que conocen a Anselmi destacan su gran capacidad de oratoria y su buen desempeño ante los medios de comunicación. Licenciado en Marketing, el argentino fue director de proyectos de biotecnología hasta 2005, y hoy es gerente de Marketing de otra empresa privada con base en Barcelona. Pero, además, colabora con media decena de organizaciones, entre las que se destaca «Libera!» , una asociación que asesora a los ayuntamientos en cómo desarrollar las normativas de ordenanzas de tendencia de animales de compañía.

Algunos medios señalan su gran afinidad con ciertos sectores de la política catalana, algo que él niega rotundamente. «Las vinculaciones que he tenido con políticos son específicas», declaró. Sin embargo, reconoce haber trabjado para el eurodiputado Raúl Romeva (ICV-EUiA), uno de los líderes de los Verdes de Europa, y realizar visitas al «Parlament», donde desarrolla un intenso «lobby» ecologista. Hace algunos meses denunció amenazas racistas que atribuyó a grupos taurinos. «Si bien es cierto que los argentinos somos quienes menos sufrimos la xenofobia en este país, es algo que me esperaba», declaró, agregando: «No todo el público taurino es de tendencia xenófoba, pero una gran parte, que es la que tiene acceso a los medios de comunicación, sí.»

Fuente: http://www.abc.es/20100728/cultura-toros/anselmiretrato-201007281545.html
Fecha: 28.07.10

No a la tauromaquia - Ska-p Vergüenza

Canarias, Catalunya y ahora... Madrid

La "afición" por provincias
Para ver el gráfico a mayor tamaño entra aquí

"Es nuestra fiesta nacional y eso es lo que os jode, ¡Nacional de España!", gritaba ayer un anciano exaltado y en bermudas a la veintena de activistas antitaurinos que, emocionados, celebraban en la madrileña Puerta del Sol su victoria en Catalunya. Se trata de uno de los reproches más habituales a los que se enfrentan los defensores de los derechos de los animales estos días. Y el principal de los sambenitos que pretenden quitarse desde ya. Por eso, una vez ganada la batalla del Parlament, pretenden llevar la pelea directamente a Madrid, donde ya están preparando su particular desembarco de Normandía.

El 21 de julio, la Asamblea de Madrid admitía a trámite las 51.000 firmas que la protectora El Refugio había recogido para plantear una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) como la que ayer terminó triunfando en Catalunya. Las opciones de ganar en Madrid son nulas: Esperanza Aguirre controla las matemáticas de la cámara nada que ver con el Parlament, y desde que comenzó el debate catalán supo vestirse de abanderada de la tauromaquia adelantándose incluso a Mariano Rajoy al anunciar que declararía Bien de Interés Cultural (BIC) las corridas de toros. Luego se sumaron la Comunitat Valenciana y Murcia, otros dos parlamentos vetados a priori al movimiento antitaurino.

Ganar visibilidad

No obstante, hay otro Madrid. Uno que interesa muchísimo más y con mucha más repercusión: el Congreso de los Diputados. El colectivo antitaurino pretende subirse a la ola de la ILP madrileña para ganar visibilidad para su lucha y desligar su reivindicación del nacionalismo catalán. Y, sobre todo, para comenzar a convencer a los políticos de Madrid, en el más amplio sentido de la expresión, de que es el momento de empezar a tomarse en serio la defensa de los derechos de los animales.

"Este avance (...) debe ser un ejemplo para el Gobierno central, tan alejado de la defensa de los derechos de los animales y de su propio programa electoral, como ha demostrado en lo que lleva de legislatura", aseguraba ayer en un comunicado la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA).

Esta asociación, que debería cumplir la función de cuña antitaurina en el Congreso, arrastra una tara fundamental, su escasísimo peso en escaños: sólo uno de sus siete miembros, Joan Herrera (ICV), es diputado en la actualidad. El resto de los miembros de la APDDA son dos ex diputados de Los Verdes, una ex diputada del PSOE y cuatro senadores, de IU, ICV, ERC y CiU, respectivamente.

Enfrente de ellos, en un hemiciclo ficticio, se sentarían los más de 70 miembros de la Asociación Taurina Parlamentaria, presidida por el socialista Miguel Cid Cebrián. "Esta proporción no se corresponde con el sentir de la sociedad española con respecto a estos temas", razona Herrera al ser preguntado por esta llamativa desproporción. Una desigualdad numérica que el diputado atribuye a que "la matanza del toro sigue siendo un anatema en este país, un debate en el que muy pocos políticos se atreven a entrar".

Revertir esa proporción es el trabajo que se encomendará el lobby que se va a desplegar en la capital desde agosto. Ya se ha designado incluso a la persona idónea, por formación y contactos, para asaltar los despachos de los diputados. Todo, con el respaldo de la Plataforma La tortura no es cultura, que se constituirá formalmente el mes de agosto. El germen de esta organización nació el pasado 28 de marzo, cuando por primera vez todas las agrupaciones animalistas, atomizadas e incluso enfrentadas, se unieron para manifestarse contra la decisión de Aguirre de declarar BIC a la lidia.

Batallas en ayuntamientos

Las batallas locales y regionales no están descartadas, ya que siguen siendo la mejor forma de ir ganando poco a poco espacios libres de corridas de toros. De momento, ya son 80 los municipios que se han declarado abolicionistas de la lidia en toda España, un colectivo que no deja de crecer.

Además, estuvo muy cerca de lanzarse una iniciativa como la de Prou! en Galicia, de nulo arraigo taurino, pero la victoria de Alberto Núñez Feijóo puso freno a las ilusiones. Asturias y Balears suenan como posibles caldos de cultivo de una nueva ILP.

El movimiento antitaurino también cobra fuerza más allá de las fronteras españolas. Por un lado, la plataforma española trata de afianzar las sinergias con sus primos suramericanos, donde se han apuntado algunos tantos. Caracas (Venezuela) y dos localidades colombianas ya se han declarado abolicionistas. Y Bogotá está cerca de caer.

Además, Francia inició en junio el largo camino legal hacia la prohibición de la lidia. Una diputada socialista y otra conservadora presentaron la primera proposición de abolición de las corridas con alguna posibilidad de prosperar.

Fuente: http://www.publico.es/espana/330028/canarias/catalunya/madrid
Fecha: 29.07.10