domingo, 10 de abril de 2011

Un granjero de Catí no alimentaba a sus animales, que comían cadáveres

El Seprona de la Guardia Civil lo arrestó y le han imputado por un delito de maltrato.Los caballos, vacas y numerosos perros han sido derivados a centros veterinarios.

Muertos de hambre. Así es como han acabado numerosos animales de una granja ubicada en Catí (Castellón), después de que su propietario, presuntamente, no les alimentara y tuvieran que alimentarse los perros con los cadáveres de las vacas y los equinos que desfallecieron de inanición.

El dueño de la explotación, que reside en Salamanca y tiene 51 años, ha sido detenido e imputado por un delito de maltrato de animales, después de que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Sant Mateu descubriera el estado en el que se encontraban canes, equinos y ganado bovino.

La Guardia Civil y veterinarios oficiales de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat Valenciana de la oficina comarcal Baix Maestrat-Sant Mateu realizaron varias inspecciones en el mes de diciembre del 2010 y durante el pasado febrero en el interior de la explotación bovina en la que también se encontraban animales domésticos –equinos y cánidos-, donde observaron que la situación de los animales podía estar tipificado como delito de maltrato de animales en el artículo 337 del vigente Código Penal.

Los agentes detectaron posibles signos de agresiones físicas y irregularidades en las condiciones higiénico-sanitaria de las instalaciones y de los animales, según explicó ayer la Benemérita.

Asimismo, el estado físico en las que se encontraban eran “precarias”, aseguraron, y, con una manutención “insuficiente”. Este hecho propició, como pudo comprobar el Seprona de la Guardia Civil en el lugar, que algunos de los animales perecieran, alimentándose los perros de sus cadáveres al no contar con alimentos.

Tras la emisión de los correspondientes informes, la Guardia Civil realizó gestiones para localizar al responsable de la explotación, que se encontraba en paradero desconocido, hasta que finalmente fue localizado en Salamanca y citado para su imputación por el delito de maltrato.

Los equinos, bovinos y cánidos que estaban con vida, pero enfermos y desnutridos, fueron derivados a centros veterinarios bajo la custodia de la Generalitat.

Fuente: http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=650130
Fecha: 09.04.11

No hay comentarios: