sábado, 23 de julio de 2011

El Proyecto (C)ave Canem: cuidado y adopción de los perros de Pompeya

Meleagro, uno de los perros en adopción en Pompeya

Cuando uno visita el yacimiento arqueológico de Pompeya, en Italia, le sorprende encontrarse perros sueltos que pasean y dormitan por toda la ciudad tan panchos, mezclados entre los turistas. Se trata de perros que viven allí y que, gracias a un Convenio suscrito entre la Superintendencia Especial para los Bienes Arqueológicos de Nápoles y Pompeya (SANP) y la LAV - Lega Anti Vivisezione, reciben cuidados y alimento, son atendidos veterinariamente y se les gestiona su adopción.

Yo tuve la suerte de visitar Pompeya el año pasado y también me encontré un gatito superamoroso que se dejaba coger y mimar, que no sé si era de algún hogar colindante a las ruinas o un habitante habitual del yacimiento. Estaba lustroso y con un aspecto supersaludable, así que seguro que alguien cuidaba de él, aquí lo podéis ver en "su casa":


No debemos olvidar que en Pompeya no sólo murieron miles de personas, sino también muchos animales, como este pobre perro que murió atado y cuyo molde en yeso revela que falleció sufriendo terriblemente:


Afortunadamente, hoy los perros de Pompeya tienen un destino mucho más feliz. Éste es el Proyecto (C)ave Canem:

Fiel amigo y cuidadoso guardián, el perro es protagonista de la vida del hombre desde tiempos muy antiguos. Las excavaciones arqueológicas de Pompeya ofrecen testimonios únicos de esta unión, a partir del famoso mosaico Cave Canem a la entrada de la Domus del Poeta Trágico en el que se inspira la iniciativa actual.

Gracias a un Acuerdo suscrito por el Comisario delegado Marcello Fiori y por la LAV - Lega Anti Vivisezione, en una sinergia con asociaciones como Enpa-Ente Nazionale Protezione Animali e Lega Nazionale per la Difesa del Cane, los casi cuarenta perros de las excavaciones pompeyanas, hasta ahora vagabundos, serán censados y tendrán nombre, nutrición y vacunas. Se les buscará una casa y una familia que pueda dar el afecto indispensable a los perros.

Los perros abandonados y no acudidos se pueden enfermar y convertirse en un problema de seguridad pública incluso para el área arqueológica de Pompeya, visitada cada día por diez mil turistas italianos y extranjeros.

Por este motivo, el control del vagabundismo y la tranquilidad de los visitantes están estrictamente relacionados. La primera fase de la iniciativa, que comenzó el 12 de noviembre, está dirigida, en tres áreas dedicadas en el interior del sitio arqueológico y con la colaboración de los voluntarios de las asociaciones animalistas, a garantizar comida, asistencias y casetas para el bienestar de los perros y la tutela de las personas que van de visita.

Contemporáneamente, para respetar la antigua unión entre el hombre y el perro atestiguado por la historia de la civilización romana, el proyecto prevé también la sensibilización de todos aquellos, entre turistas y visitantes, que querrán adoptar un perro de las excavaciones de Pompeya.

Con tal objeto, además de ser censados y atendidos, los perros estarán dotados de microchip, pasaporte europeo y una propia biografía que describirá su carácter y las costumbres de vida para favorecer su adopción por parte de los verdaderos amantes de los animales. El proyecto (C)Ave Canem contribuye a la seguridad del área arqueológica Pompeyana y aspira a alcanzar, en un espacio de tres meses, el corazón de los visitantes para dar el calor de una familia a nuestros amigos de cuatro patas.


Los perros que están en adopción se pueden ver aquí: http://www.pompeiviva.it/pv/es/canidaadottare/1199902631329.htm


Fuente: http://www.pompeiviva.it/pv/es/progettocavecanem_adottameleagro.htm

No hay comentarios: