sábado, 30 de julio de 2011

"Pedimos que quien ponga un cepo a un caballo vaya a la cárcel"

Las nuevas generaciones de activistas: una niña de 12 años organiza y lidera una protesta contra los cepos de los caballos gallegos.


Lourdes Iglesias Rodríguez (Pontevedra, 1999) es estudiante. Esta semana organizó y encabezó la concentración contra los cepos que propietarios sin escrúpulos utilizan para reducir la morbilidad de los caballos salvajes, una protesta que secundaron decenas de pontevedreses.

"Solo intento hacer algo, otro día igual pido que me ayuden a recoger firmas para enviarlas al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona)", explica Lourdes Iglesias Rodríguez, que a sus 12 años ha organizado y encabezado la protesta contra los cepos que inmovilizan (y torturan) a los caballos salvajes en los montes gallegos. "No al maltrato animal" y "Paremos esta atrocidad" fueron algunos de los lemas que ella y sus amigas escribieron en cartones y con los que se concentraron ante el santuario de A Peregrina. Y con ellas, sus padres y numerosos vecinos orgullosos de una generación que se propone superar la bestialidad.

—¿Por qué decidió poner en marcha la protesta?

—Lo que me pasó es que hace un mes fui al lago de Castiñeiras y encontré caballos con cepos, no sabía qué hacer.

—Porque ni sabía que esos cepos son ilegales...

—Ni lo sabía, ni me lo planteaba, me enteré de que era un acto ilegal cuando fui a la asamblea de los Indignados. Le escuché decir al representante de la protectora "Os Palleiros" que eso no se podía hacer, que era ilegal, entonces fui al lago Castiñeiras, me encontré de nuevo a los caballos y quería ir al Seprona para denunciarlo pero no teníamos el número. Entonces fuimos a un refugio de animales que hay allí y una persona nos informó de que hay que hacer la reclamación al Seprona, pero que en realidad estos caballos no tienen nada para que podamos identificarlos. (Interviene su padre, Javier Iglesias Balchada, para aclarar: "nos informaron de que ya ellos habían hecho la reclamación al Seprona varias veces y parece que no hacen caso, también que es muy difícil identificar a los propietarios porque son caballos que no tienen chip").

—Lo que exigen es que los animales estén perfectamente identificados...

—Si, que lleven chip, es un modo de identificarlos. Y lo que pedimos es que quien ponga un cepo a un caballo vaya a la cárcel, hay que meterlos en la cárcel. (Javier Iglesias Balchada: "lo importante es disponer de mecanismos para identificar a esa persona que ha hecho eso y que se eviten estos temas, porque hoy mismo hemos estado en el lago de Castiñeiras y había varios caballos, esta vez no tenían el cepo porque sus propietarios seguramente estarán avisados y habrán quitado esos animales, pero los pocos que había allí estaban con las patas atadas").

—¿Qué efectos produce atar las patas?

—Javier Iglesias Balchada: Los caballos que vimos en el lago Castiñeiras tienen las dos patas delanteras atadas y tienen que andar a saltos, es una tortura, muy lamentable además porque se les deforman las patas y además se caen lógicamente, una irracionalidad.

Fuente: http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2011/07/30/pedimos-ponga-cepo-caballo-carcel/567245.html
Fecha: 30.07.11

No hay comentarios: