jueves, 1 de septiembre de 2011

Incautan 700 ejemplares de pájaros cantores vivos en Terrassa

La Guardia Civil ha incautado en un control 700 ejemplares de fringílidos vivos --pájaros cantores-- de diferentes especies en un punto de venta ilegal de Terrassa (Barcelona), según han informado en un comunicado.

En el marco de una investigación sobre el tráfico y el comercio de fauna salvaje, se estableció un dispositivo de vigilancia en el lugar y se comprobó un movimiento importante de entradas y salidas de gente con jaulas en las que transportaban estos pájaros.

El 30 de agosto se realizó la inspección del local y se localizaron los 700 ejemplares --de especies como Pinzón, Jilguero y Pardillo-- distribuidos en jaulas y cajas de cartón en condiciones inadecuadas, ya que estaban apilados, sin luz ni ventilación.

Los ejemplares se han trasladado al Centro de Fauna Autóctona de Torreferrusa, donde seran examinados y clasificados y, una vez lo permita su estado de recuperación, devueltos al medio natural.

El poseedor, de 55 años, explicó a los agentes que vendía los pájaros, por lo que ha sido denunciado como autor de una infracción administrativa.

La ley española prohíbe la captura en vivo y la posesión de animales salvajes, aunque prevé que pueda quedar sin efecto previa autorización administrativa de la comunidad autónoma.

INVESTIGACIONES DE FISCALÍA

La Fiscalía de Barcelona ha abierto este año varias diligencias preprocesales para investigar la venta de estos pájaros en lugares públicos y plazas, según explicó el fiscal de Medio Ambiente, Antoni Pelegrín.

Se trata de pájaros muy valorados por su canto, que pueden alcanzar los 3.000 euros por ejemplar, como son el jilguero, el pinzón, el verderón y el pardillo.

El Código Penal no permite la captura de estos animales --que están protegidos pero no amenazados--, porque no hay posibilidad de hacer una caza selectiva, aunque se continúan capturando sin autorización, lo que supone un delito contra la fauna.

Para esta caza se utilizan técnicas prohibidas, como la 'liga' --pegamento elaborado a base de muérdago-- y la red japonesa, que consiste en una red grande que casi no se ve, con la que se capturan los pájaros utilizando como cebo otras aves o comida.

Sin embargo, el Código Penal no regula la venta de estos pájaros, por lo que, en caso de demostrarse que existe un comercio de fringílidos, si no se llega a probar que los han capturado, sólo se debe hacer frente a una sanción administrativa.

Fuente: http://www.europapress.es/catalunya/noticia-incautan-700-ejemplares-pajaros-cantores-vivos-terrassa-20110901114613.html
Fecha: 01.09.11

No hay comentarios: