miércoles, 21 de septiembre de 2011

Una osa mata a su bebé y luego se suicida para huir de la tortura china

Artículo de Leonora Esquivel

Un sorprendente caso de protección filial e inteligencia animales ha sido registrado en una zona remota del noroeste de China. Se trata de una osa que para salvar a su cachorro de las rutinarias torturas que le esperaban prefirió estrangularlo y posteriormente suicidarse. El hecho ocurrió en una granja en la que mantienen cautivos a varios osos con el fin de extraerles cotidianamente porciones de bilis.

El cruel procedimiento incluye una perforación permanente en el abdomen del animal, a la altura de la vesícula. El agujero que resulta de ello se utiliza para succionar la bilis, proceso que se repite durante varios días y tan doloroso para los osos que se les cubre el estómago con una especie de chaleco de metal para evitar que se suiciden golpeándose en el estómago para suspender el dolor.

Cuando la madre escuchó a su cachorro gritar luego de que le estuviesen perforando el vientre para inaugurar las torturas, encontró una manera de escaparse de las diminutas jaulas en las que los mantienen y lanzarse en busca de su hijo. El trabajador que estaba llevando a cabo el miserable procedimiento huyó despavorido y mientras tanto la osa aprovechó para abrazar a su cría hasta estrangularlo. Posteriormente se azotó contra una pared, con tal fuerza que logró morir.

La bilis de osos es bastante cotizada en China ya que se emplea en diversos remedios utilizados popularmente en la medicina tradicional de este país. Pero lo más preocupante es que este es solo un episodio más de la crueldad que se ejerce diariamente en China contra los animales. Situación que, debido al potencial financiero que ha adquirido esta nación, difícilmente será detenida por la presión internacional.

Las granjas de bilis chinas usan principalmente al oso negro asiático, el cual se encuentra en la lista de protección de fauna de China como clase II, esto permite su uso como animales de producción. Estas granjas son legales en aquel país y se estima que alrededor de 10,000-12,000 osos son usados. El animal vive en jaulas casi de su tamaño y padecen desnutrición crónica, sed, severas restricciones de movimiento, dolor constante y enfermedades crónicas.

Desde el año 1993, Animals Asia Foundation ha trabajado para erradicar la práctica de las granjas de bilis, trabajando con departamentos de gobierno y las comunidades locales en programas de educación y sensibilización para poner fin al sufrimiento de los osos cautivos en las granjas de bilis. Entre estas acciones, se han empeñado en demostrar a través de diversos estudios médicos que la bilis de oso puede ser reemplazada por alternativas sintéticas y por hierbas naturales, que son más baratas, más efectivas y obviamente menos crueles y más éticas.

Qué clase especie somos que orillamos a una madre a matar a su hijo y a suicidarse. Esta osa tomó medidas extremas para huir de las garras del más cruel de los animales: el humano.

Fuente: http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle14604.html
Fecha: 22.08.11

No hay comentarios: