sábado, 22 de octubre de 2011

Las focas abren debate en Bruselas

La Comisión Europea responderá sobre el intercambio de animales entre zoos

Un par de embarazos de focas de los que nadie tenía noticia, la pérdida de dos crías, la muerte de un ejemplar y tratamientos con Valium. Es una cadena desafortunada de eventos, todos ocurridos en el zoo de Barcelona, que serán analizados en el seno de la Unión Europea. El eurodiputado de ICV Raül Romeva presentó el pasado miércoles una pregunta ante la Comisión Europea para que se aclare el funcionamiento del intercambio de especies entre los centros de la Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios, EAZA.

Un grupo de cinco focas hembra (llamadas Herc, Tia, Cleo, Zef y Nina) llegó al zoo de Barcelona en mayo, provenientes de Antibes (Francia), gracias al programa de EAZA (véase EL PAÍS del 16 de octubre de 2011). Se trataba de un grupo consolidado, que había perdido el macho. Según la organización que defiende los animales Libera!, el traslado entre los dos centros se hizo por carretera, un viaje que dura seis horas. Las mamíferas, tres de avanzada edad, tenían problemas de salud y dos venían preñadas, sin que nadie conociera de su estado. Desde el centro catalán se afirma que la responsabilidad de evaluar la salud de los animales recae en EAZA.

Romeva preguntó a la Comisión por los mecanismos existentes para controlar el intercambio de animales entre países miembros de la UE y sobre la responsabilidad en la vigilancia del estado de salud de los animales que se cambian entre zoos o acuarios. Las preguntas las tendrá que responder el comisionado correspondiente en un plazo 30 días, aunque no pasarán por el pleno del Parlamento Europeo.

EAZA tiene sede en Amsterdam, fue fundada en 1992 y agrupa más de 300 zoológicos y acuarios en 35 países. Una de sus misiones es regular los intercambios entre los animales de los diferentes centros para evitar el tráfico de especies. El zoo de Barcelona, por ejemplo, había solicitado hace tiempo ejemplares de foca, pues los consideraba importantes para su colección. Los ejemplares recibidos de Antibes fueron los que le tocaron.

Al llegar a la capital catalana, Herc, Tia, Cleo, Zef y Nina fueron ubicadas en la piscina que antes ocupaban los leones marinos. El 10 de julio pasado, una de ellas parió una cría, que nació muerta. Tras una ecografía, descubrieron que otro ejemplar también estaba preñado.

En el mismo mes, Zef falleció y aún se desconocen las causas de su muerte, según el zoo. A los pocos días, la otra foca que esperaba cría la perdió. En este momento tres se encuentran muy enfermas: Nina se niega a alimentarse y Tia y Herc están siendo medicadas con Valium. Desde hace una semana, Herc está apartada del grupo, en una instalación aledaña a la piscina. Presenta fuertes diarreas desde hace dos meses. Los veterinarios hacen lo que pueden para curarlas, pero no todo es posible. La respuesta a Romeva servirá para que casos así no se repitan.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cataluna/focas/abren/debate/Bruselas/elpepiespcat/20111021elpcat_9/Tes
Fecha: 21.10.2011