domingo, 2 de octubre de 2011

Un anciano es detenido en El Llano por envenenar perros

La Policía ya ha resuelto el misterio de los perros envenenados por ingerir carne con agujas y alfileres. Un vecino del barrio de El Llano (Gijón) de 81 años, sin antecedentes, fue identificado y detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía como presunto autor de este envenenamiento y se le imputa, por ello, un delito contra la flora, la fauna y los animales domésticos. Hasta seis dueños de perros habían cursado una denuncia en la comisaría, en la que relataban que sus mascotas habían ingerido carne con alfileres y agujas cortadas por un extremo mientras paseaban por el parque ubicado en la calle León XIII, en El Llano, durante los meses de junio y agosto.

Las consecuencias fueron serios daños en el aparato digestivo de los animales, por los que incluso tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente para salvarles la vida, llegando en alguno de los casos a extraer del interior del animal diecinueve agujas o alfileres. Según recuerdan fuentes policiales, estos sucesos causaron honda preocupación entre los ciudadanos propietarios de animales de compañía, que llegaron incluso a poner carteles indicadores del peligro que corrían los perros en diversas zonas de la ciudad. La Policía Judicial montó un operativo de vigilancia en la zona y se entrevistó con vecinos y propietarios de perros.

La investigación dio sus frutos y un vecino del parque, propietario de un perro que no había resultado perjudicado, puso a los agentes sobre la pista del responsable, ya que había visto a un varón de edad avanzada y pelo blanco tirar comida en bolsas por las aceras de las calles León XIII y Alfonso Camín. También relató que, al intentar comprobar cuál era el contenido de las bolsas, se pinchó con objetos punzantes.

Estas indicaciones propiciaron que los agentes de la comisaría de El Coto lograbran identificar al sospechoso. El móvil del anciano, al parecer, era que “estaba harto” de que el parque próximo a su domicilio fuera continuamente utilizado por los perros para hacer sus necesidades “frente a la indolencia de sus dueños” y “cansado de efectuar sus quejas y reproches” sin obtener resultado decidió tomar represalias. Una vez en comisaría, se negó a explicar su conducta. Carecía de antecedentes.

Fuente: http://www.lavozdeasturias.es/asturias/gijon/anciano-detenido-Llano-envenenar-perros_0_565143515.html
Fecha: 02.02.11