miércoles, 21 de diciembre de 2011

España mantiene el maltrato animal en los circos

¿Quién no ha ido nunca al circo?, ¿quién no ha soñado con ser el elegido para poder subirse al elefante o para poder acercarse lo máximo posible al animal que más admiramos? La respuesta es todos, o al menos el 99,9% de la población. Durante años hemos visto como el mundo animal y el mundo del espectáculo se trasladaban mágicamente a la plaza del pueblo para llegar hasta nosotros.

Sin embargo, también y por desgracia, bastantes han sido las veces que se ha denunciado la situación en la que se encuentran dichos animales, a los que no se les protege de sus derechos básicos. La asociación 'Ecologistas en Acción' recuerda ahora el trato que reciben estos animales durante los espectáculos de circo, pero sobre todo, cuando termina el espectáculo y el público ya no puede ver lo que sucede.

Desde la asociación hacen un llamamiento al Gobierno español para que se promueva una legislación estatal que prohíba el uso de animales en esta clase espectáculo. En el resto de Europa tanto Reino Unido como Alemania han aprobado este mismo año resoluciones para que sus respectivos gobiernos pongan fin al uso de animales en los circos.

'Ecologistas en Acción' recuerda que, a pesar de que en algunos municipios españoles ya están prohibiendo esta práctica, el Gobierno central no ha llevado a cabo la proclamación de ninguna ordenanza que impida que los circos sigan vulnerando de esta manera los derechos de los animales.

EL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES

La brillantez de las actuaciones sumada a la alegría que se quiere vender en el circo, se contrapone con la realidad que se vive una vez bajado el telón.

Muchos de los animales que son captados para participar en estos espectáculos pasan su vida atados y encerrados en sus respectivas jaulas, privados de su hábitat natural y readaptados a la fuerza en un clima que no es el suyo propio, lo que provoca trastornos tanto en su cabeza como en su fisiología.

Junto a ello, 'Ecologistas en Acción' denuncia otros muchos maltratos en los animales, como la extirpación de garras o de dientes para evitar que puedan producirse accidentes o la utilización de descargas eléctricas, látigos y palos con pinchos para conseguir educar a las especies, que adopten posiciones humanas y que sean del agrado del público, aunque se conviertan en ‘antinatura’ y en un auténtico maltrato para los animales.

Fuente: http://www.elreferente.es/actualidad/espana-mantiente-el-maltrato-animal-en-los-circos-17273
Fecha: 20.12.2011