viernes, 27 de mayo de 2011

Desarticulada una trama de importación de perros de raza



Agentes de la Guardia Civil destinados en el Servicio para la Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de Madrid, han detenido a siete personas implicadas en una trama de falsificación de documentos relacionados con la importación de perros procedentes de Hungría.

Las detenciones han sido posibles gracias a las informaciones recibidas en el mes de noviembre de 2010, que comunicaron sus sospechas sobre la situación de irregularidad de algunos cachorros vendidos en tiendas de mascotas.

Según los afectados, los animales no estaban correctamente desparasitados y al reclamar no habían recibido los pertinentes tratamientos veterinarios.

Con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, los Agentes del SEPRONA inspeccionaron varias tiendas en las que se comprobaron diversas deficiencias en el estado sanitario de los animales y en la documentación necesaria para la apertura y funcionamiento de este tipo de negocios.

En uno de los comercios se hallaron numerosas documentaciones sanitarias no cumplimentadas de animales y sellos veterinarios, que hicieron sospechar a los Agentes de la Guardia Civil de que los investigados estaban realizando algún tipo de fraude o falsificación.

Estos indicios motivaron la apertura de la operación 'Pulgas', cuya primera fase consistió en la acumulación de pruebas y en localización de personas supuestamente afectadas.

Tras citar algunos clientes de las tiendas, que aportaron voluntariamente la documentación de sus canes, el SEPRONA comprobó que en todas ellas existían errores similares en la información reseñada, afianzándose la hipótesis de la falsificación.

Las fases posteriores de la operación sirvieron para averiguar el método y el alcance de los delitos investigados: dos personas, marido y esposa, propietarios de dos tiendas de animales, importaban perros de raza desde Hungría, que traían en una furgoneta no adaptada sin ningún tipo de cuidados.

Una vez en España, una veterinaria contratada al efecto sustituía la documentación húngara por cartillas sanitarias de la Comunidad de Madrid, que rellenaban con datos nuevos.

Tras vender los perros de raza, con toda su documentación supuestamente en regla, los detenidos ofrecían a los clientes la posibilidad de que el animal obtuviera un pedigrí acreditado, previo pago de 100 euros.

Para ello, inscribían a los animales en una asociación canina, siendo necesario inventarse el nombre de los padres.

En el transcurso de las investigaciones, la Guardia Civil ha podido constatar que las trabajadoras de los comercios también realizaban las funciones propias de un veterinario, como la aplicación de medicamentos y vacunas, justificando esta actividad bajo la excusa de que sabían mucho de perros.

Por ello, los Agentes del SEPRONA detuvieron a los siete encartados, a quienes se les incautaron dos sellos veterinarios fraudulentos, 25 cartillas falsificadas debidamente cumplimentadas y documentación variada sobre pedigríes e inscripciones, todas ellas falsificadas.

Individualmente se les imputan los delitos de falsificación de documento oficial, intrusismo y estafa.

Paralelamente, la operación 'Pulgas' ha permitido descubrir una vivienda particular utilizada como centro de venta y clínica veterinaria, a cuya regente se ha imputado un delito de falsificación de documento e intrusismo veterinario.

Los 32 perros que se encontraban en ese momento en el domicilio han sido intervenidos por el Servicio de Agricultura de la Comunidad de Madrid.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20110526/54161605676/desarticulada-una-trama-de-importacion-de-perros-de-raza.html
Fecha: 26.05.11

Unos ladrones se llevan los polluelos de halcón de la Sagrada Família


La pareja de halcones peregrinos que habita en la Sagrada Família se ha quedado sin descendencia este año después de que unos desconocidos accedieran a la torre elevada en la que tenían su nido y robaran los pollos recién nacidos. El fiscal coordinador de Medioambiente de Barcelona, Antoni Pelegrín, ha abierto una investigación tras la denuncia presentada por el Ayuntamiento y ha ordenado a los agentes rurales que inicien las pesquisas.

El responsable del programa municipal de reintroducción de los halcones, Eduard Durany, fue quien alertó de la desaparición. "Controlábamos de lejos a la hembra porque sabíamos que estaba incubando unos huevos, pero, de repente, un día subimos y ya no estaban". Durany desconoce cuantas crías habían nacido, "pero lo normal es que fueran tres o cuatro".

Lugar de acceso restringido

Los halcones de la Sagrada Família suelen criar en un recodo de difícil acceso que cuenta con una webcam para facilitar el seguimiento por parte de los naturalistas. Sin embargo, la nueva pareja de halcones --la hembra anterior murió el año pasado, pero esta primavera había llegado otra en su sustitución-- ha optado por instalar el nido en un emplazamiento diferente de la misma torre, unos 15 metros más arriba. "No hemos visto nada", asume Durany. El responsable de los halcones recuerda que la especie está totalmente protegida y que, además, el robo se ha cometido en un lugar de acceso restringido.

Durany insiste en que es extremadamente difícil que el autor haya sido un turista gamberro, "porque hasta allí no llegan", aunque recuerda que en las obras de la Sagrada Família siempre hay mucha gente circulando. "Tendremos que poner un candado", afirma. Sergi García, colaborador del programa, explica que el año pasado ya fueron detectados en la misma zona unos extraños llevando comida a los halcones.

El ADN desenmascara

Durany afirma que un análisis de ADN permitiría reconocer a los polluelos robados. Por este motivo, mucho duda de que puedan entrar en el mercado "legal" de venta para cetrería, por ejemplo, aunque no descarta otras posibilidades, como un robo para disfrute personal o un comercio fraudulento en otros países.

Con posterioridad a la desaparición, los responsables del programa de reintroducción colocaron en el mismo nido dos polluelos recién nacidos, procedentes de un centro de cría en cautividad, pero la hembra se desentendió de ellos y acabaron muriendo. Ahora el temor, asume Durany, es las molestias generadas a la pareja impidan una futura consolidación. "Esperemos que vuelvan a criar el año que viene", concluye.

La especie vuelve a Barcelona

Los halcones peregrinos se extinguieron en Barcelona a finales de los años 60, pero regresaron a partir de 1999 gracias a un programa de reintroducción puesto en marcha por el ayuntamiento. Desde entonces han nacido unos 50 ejemplares de forma natural -aunque la mayoría han emigrado a otros lugares-, lo que ha permitido la consolidación de entre dos y tres parejas fijas. Una de ellas es la de la Sagrada Família.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/unos-ladrones-llevan-los-polluelos-halcon-sagrada-familia-1020869
Fecha: 26.05.11