domingo, 27 de noviembre de 2011

El conflicto en el Congo, un auténtico expolio animal


En el Parque Nacional de Virunga habitan 200 de los últimos 790 gorilas de montaña que quedan en el mundo. El conglomerado delictivo sobre el que se asienta el país ha ido reduciendo esa cifra en los últimos 20 años

A Jean-Paul Diaw, un congoleño que roza la cuarentena, poco o nada le interesan los comicios presidenciales del próximo lunes en República Democrática del Congo. Sus preocupaciones, en la actualidad, son otras: «En los últimos veinte años, cerca de 160 guardias de seguridad han sido asesinados en el Parque Nacional de Virunga [este del país] por los rebeldes hutus y tutsis que operan en la región», asegura a ABC este «ranger».

Para Diaw, que trabaja desde hace siete años en el parque, pese a que la situación ha mejorado con respecto a la última década, la amenaza de los rebeldes todavía existe. «No podemos bajar la guardia» -asegura, mientras se abre paso entre machetazos por la selva-. «Nuestra vida no es la única que está en peligro».

La violencia endémica que sufre la región de los Kivus (en el este del país) podría provocar, a mediados de 2020, la total extinción de los gorilas que viven en la cuenca del río Congo, según revelaba un informe de Naciones Unidas publicado el pasado año y titulado «La Batalla Final del Gorila». Doce meses de denuncias que no han servido para paliar esta situación: desde abril, al menos cuatro crías de gorila han sido confiscadas a cazadores furtivos, el mayor número de la historia en un solo año.

Hasta 40.000 dólares

«Estamos muy preocupados por el crecimiento de este mercado. Si cuatro crías han sido recuperadas, desconocemos cuántas más pueden haber sido capturadas», afirma Emmanuel de Merode, jefe del parque, quien destaca que el precio de estos homínidos puede oscilar en el mercado negro «entre los 15.000 y 40.000 dólares».

La preocupación no es menor. A día de hoy, en Virunga, habitan 200 de los últimos 780 gorilas de montaña que quedan en el mundo. Cifra que se han ido reduciendo en los últimos veinte años por el conglomerado delictivo sobre el que asienta la región, ya sea el comercio de coltán, la producción ilegal de carbón o la tala indiscriminada. Para muestra, un botón (biológico). Solo en 2008, año del repunte del conflicto congoleño, los rebeldes que operaban en la región (cerca de dos decenas de grupos armados diferentes) mantenían en su poder el 40% del parque. Sin embargo, no se trataba de una acción dirigida a hacerse con el control de los animales, sino que la zona -el cruce de caminos entre Uganda Ruanda y el Congo- era un lugar estratégico para estas milicias.

Y es aquí, precisamente, donde las sinergias se encuentran en el destino de los gorilas. En 2005, un informe de Human Rights Watch denunciaba que la sudafricana «AngloGold Ashanti» subvencionó a la milicia congoleña Frente Nacionalista e Integracionista para garantizar la protección de la mina de Mongbwalu. En sus alrededores, cerca de 2.000 personas (y decenas de animales) fueron masacrados.

Así que ante tales cifras, la próxima década parece destinada a servir de epitafio a la existencia del gorila de montaña. Aunque nada nuevo bajo el sol. En 2009, el Instituto para la Conservación Natural del Congo ya denunció la total extinción de otro de los grandes mamíferos regionales: el rinoceronte blanco. Porque si la historia del Congo ya contaba, «per se», de una asombrosa capacidad para la repetición de errores, sus pobladores -humanos y animales- no iban a quedar exentos.

Fuente: http://www.abc.es/20111126/internacional/abci-conflicto-congo-autentico-expolio-201111251832.html
Fecha: 25.11.2011

"Se Admiten Mascotas", web de hoteles que aceptan animales

Si cada año se te plantea la duda de dónde ir de vacaciones con toda la familia, incluido tu perro o tu gato, este portal de reservas te lo pone fácil. En ella encontrarás más de 20.000 hoteles de todo el mundo que aceptan animales: www.seadmitenmascotas.com

Animalistas intentan acceder al metro de Bilbao con perros de más de ocho kilos



Una docena de activistas antitaurinos y animalistas han intentado este sábado al mediodía acceder con sus perros al metro de Bilbao para protestar por la prohibición de viajar en el suburbano con mascotas de más de ocho kilos de peso y para reclamar, por contra, el libre acceso a este medio de transporte como ocurre "en la línea de tranvía" o en otros países "como Inglaterra".

Los activistas se han concentrado primero frente a la boca de metro de la plaza Circular, donde han explicado que esta iniciativa pretende conseguir que los usuarios de Metro Bilbao puedan "viajar con los animales con los que viven", en este caso perros de mayor tamaño, ya que la prohibición no afecta a gatos ni a perros de menos de ocho kilos.

El vicepresidente del Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia, Enrique Florit, ha defendido que el cambio de la normativa sería "positivo para la sociedad", porque se ahorrarían "viajes en coche" cuando los propietarios de un animal deban desplazarse por "una urgencia veterinaria".

Según han explicado, con esta demanda intentan que "se normalice la convivencia con los animales" y que los ciudadanos no vean "raro ni desagrable viajar con un animal al lado" si la persona que lleva el perro es "responsable" y procura que "no moleste".

Ha puesto de relieve, además, que en el tranvía de Bilbao viajan "animales de todos los tamaños" sin "un sólo problema" y que en todas "las líneas de trenes, autobuses y tranvías de Inglaterra" circulan a bordo "perros de todo tipo de tamaño".

Tras permanecer durante un cuarto de hora concentrados frente a la boca de metro, que se hallaba custodiada por varios agentes de la Ertzaintza y miembros de la seguridad privada del suburbano, han intentado acceder al interior con sus animales.

En ese momento personal de Metro Bilbao, que aguardaba en la entrada, les ha recordado la normativa que impide acceder al interior con perros de peso superior a los ocho kilos, ante lo que los animalistas han desistido de su intento entre protestas por la prohibición.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/26/paisvasco/1322327456.html
Fecha: 26.11.2011

El Seprona investiga los traslados de perros de Fuerteventura a Alemania

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ya investiga los masivos traslados de perros desde la Perrera Municipal de Puerto del Rosario (Fuerteventura) hasta Alemania sin ningún tipo de control. Las pesquisas no solo alcanzan a los antiguos y actuales gestores de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas Okapi sino también a algunas clínicas veterinarias y compañías aéreas.

El trabajo de los agentes del instituto armado se vislumbra intenso por la magnitud del caso que además tiene connotaciones fuera de las fronteras españolas, pues se sospecha que un alto porcentaje de los perros abandonados en Fuerteventura y recluidos en la Perrera capitalina podían haber terminado en manos de laboratorios, instituciones o centros de investigación en el país germano.

La denuncia en la Guardia Civil fue interpuesta por la actual presidenta Gabriela Cavalleri, quien pone en conocimiento de los agentes las irregularidades que se encontró cuando accedió al cargo, el pasado mes de junio. Entre ellas, destaca el incumplimiento de la normativa española en materia de identificación de los animales, al tiempo que asegura que se "desconoce el paradero y destino final de estos animales".

Fuentes próximas a la investigación aseguraron a este periódico que los miembros del instituto armado trataran de averiguar si los traslados de los perros hasta Alemania vulneraba, como así denuncia Okapi, la normativa europea, el plan de viajes, certificado sanitario o la preceptiva comunicación del envío al país receptor.

Cavalleri, cuya gestión viene siendo criticada por un grupo de socios de Okapi y el propio Ayuntamiento de Puerto del Rosario, también puso en conocimiento de la Guardia Civil la existencia de cajas llenas de microchips de origen alemán que se le colocaban a los perros que eran trasladados al país germano "sin estar registrados con anterioridad en el Registro Canario de Identificación Animal (Zoocan).

Las investigaciones de la Guardia Civil no son las únicas que se vienen realizando por las irregularidades en la Perrera Municipal de Puerto del Rosario. Tanto la Embajada de Alemania en España como el Colegio de Veterinarios de Las Palmas también han abierto un expediente informativo.

Fuente: http://www.laprovincia.es/fuerteventura/2011/11/21/seprona-investiga-traslados-perros-alemania/417136.html
Fecha: 21.11.2011