domingo, 15 de enero de 2012

La Generalitat no analizará ahora las muertes de toros en el Ebro


La Conselleria d'Agricultura i Medi Natural de la Generalitat no investigará la causa de la muerte de toros en la isla de Vinallop (Baix Ebre), popularmente conocida como de los Bous, por lo menos hasta la primavera. Tras una inspección visual por parte del veterinario del departamento, sus responsables sostienen que los animales que siguen vivos, 17 en total, están demasiado débiles para ser sometidos a los análisis preceptivos para determinar su estado sanitario, ya que necesitarían una anestesia previa que podría poner en peligro su vida. «Les alimentaremos para intentar que se recuperen físicamente y será entonces, calculamos que en dos o tres meses, cuando haremos las analíticas oportunas», afirmó ayer Pere Vidal, director de los servicios territoriales de Agricultura i Medi Natural en el Ebro.

Vidal señaló que la inspección ocular que se realizó ayer, tanto a los toros supervivientes como a los cuatro cadáveres que han sido descubiertos en los últimos días (a los que se suma un quinto del que ya solo quedan los huesos), «no denotó nada extraño a ojos de los especialistas». Vidal mantiene como principales hipótesis de las muertes que se hayan producido porque eran «ejemplares viejos o por desnutrición, porque hay muy poco pasto».

Una brigada del parque natural del Delta se adentró ayer en el islote fluvial para enterrar en cal viva los restos de los animales muertos. A partir del lunes, llevarán comida a la cabaña superviviente, que en los últimos días ha sido alimentada por un grupo de miembros del Club de Rem de Tortosa. «Una vez les saquemos de la isla, y en función de los resultados de los análisis, actuaremos en consecuencia si no quedara más alternativa porque detectáramos algún problema sanitario, aunque es muy improbable», añadió el responsable de Agricultura en la zona.

QUEJAS DE LOS PROANIMALES / La entidad de defensa de los animales AnimaNaturalis exigió ayer a las autoridades, a través de un comunicado, «que eviten la muerte de la quincena de toros abandonados» y que se ocupen de ellos. «De nada sirven las leyes de protección animal si cuando se detecta un caso como este nadie hace nada y las autoridades no actúan como la ley les exige», señaló Laia Jorge, portavoz de AnimaNaturalis en la zona.

Los 22 animales que ha llegado a tener la manada de la isla descienden de los cuatro o cinco ejemplares que el departamento de Agricultura aceptó, hace unos siete años, que quedaran en el islote tras obligar a su propietario a desalojar el grueso de la ganadería, que ocupaba desde la década de 1940 este espacio natural protegido. Desde el año 2004, nadie ha cuidado de ellos.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/generalitat-analizara-ahora-las-muertes-toros-ebro-1323139
Fecha: 14.01.2012