viernes, 24 de febrero de 2012

El Seprona sigue la pista de los maltratadores de cerdos de una granja en El Escobar

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está trabajando ya en el caso de los presuntos maltratos continuados a animales en una granja porcina ubicada en la pedanía de El Escobar. Según fuentes del Instituto Armado, existe una denuncia en un cuartel de la Región y sobre ese documento y otra denuncia hecha efectiva en Madrid por la organización Igualdad Animal «estamos trabajando».

De hecho, ayer varios agentes se desplazaron hasta la empresa para realizar inspecciones oculares y presumiblemente, tomar declaración a sus responsables. Junto a los agentes, también se personaron en las instalaciones funcionarios de la Consejería de Agricultura del Gobierno regional, según los vecinos de El Escobar, que asistieron también a un trasiego constante de medios de comunicación por la zona.

Un vídeo que recoge varios casos de brutalidad contra los animales fue adjuntado a la denuncia de los juzgados de Plaza Castilla (Madrid). Según José Valle, de Igualdad Animal, las imágenes fueron grabadas por uno de los trabajadores, Marcos Vinicio, que llevaba trabajando en la explotación desde 2009. Vinicio, que aparece también en el vídeo, fue despedido el lunes, según Igualdad Animal, después de que el pasado sábado acudiera con un equipo de la organización a laplanta y fuera reconocido por varios de los trabajadores. El martes un responsable de la empresa señaló que el trabajador estaba «de vacaciones», y achacó las imágenes a una «venganza personal» por su despido, que se estaba tramitando, hipótesis que ayer respaldaron fuentes municipales.

Los agentes de la Guardia Civil tienen en el vídeo a su mejor aliado para identificar a los cinco empleados supuestos responsables de los maltratos, perfectamente identificables en las grabaciones, que Igualdad Animal explica que fueron tomadas en tres ocasiones: la primera en septiembre de 2010 y la última «hace apenas tres semanas». Los responsables de maltrato animal podrían ser condenados hasta a un año de cárcel. Los hechos han provocado varias reacciones, entre ellas la de la alcaldesa María Antonia Conesa, que condenó «la salvajada perpetrada» en la granja y dijo que lo ocurrido «es un hecho aislado propio de descerebrados».

Esta Redacción trató ayer de contactar con algún responsable de la empresa Agropecuaria El Escobar, sin recibir respuesta.

Fuente: http://www.laverdad.es/murcia/v/20120223/comarcas/seprona-sigue-pista-maltratadores-20120223.html
Fecha: 23.02.2012