miércoles, 22 de febrero de 2012

Igualdad Animal denuncia maltrato continuado a cerdas en una granja de Murcia

¿Maltrato animal? a mí me parece mucho más que eso, esto es sadismo. HAZTE VEGETARIANO y no contribuyas a que situaciones como estas sigan sucediendo.
Advertencia: las imágenes del vídeo herirán tu sensibilidad.



La organización Igualdad Animal ha denunciado en los juzgados de Madrid un presunto delito continuado de maltrato animal en una granja de cerdos de Fuente Alamo (Murcia), hechos cuyo propietario, Francisco Vera, ha dicho haber conocido hoy, tras lo que ha anunciado que los denunciará de inmediato.

Vera ha admitido a Efe que fueron grabados en su granja los vídeos con los que Igualdad Animal documenta su denuncia, en los que se ve cómo hasta tres trabajadores distintos golpean con barras de hierro a cerdas preñadas y les extraen del vientre los lechones abriéndolas con un cuchillo mientras aún están vivas.

En otras imágenes se ve cómo a otros animales les clavan espadas en los costados hasta que mueren desangrados tras minutos de agonía.

Vera ha visto hoy los vídeos grabados por un trabajador "que ahora está de vacaciones" y en los que tres de sus compañeros cometen los maltratos y se jactan de ello de un modo que le ha parecido "un disparate" que ha comparado las imágenes en las que varios marines estadounidenses orinan sobre cadáveres de talibanes en Afganistán.

"No teníamos ni puñetera idea de esta barbaridad. Yo no sé si estaban borrachos o fumados o qué, pero se ve que están actuando ante quien lleva la cámara que los está grabando", ha indicado Vera.

Según sus palabras, en la sociedad anónima Agropecuaria El Escobar, que se dedica a la cría y venta de lechones de hasta siete kilos, y con el fin de que no sufran, cuando es necesario "se sacrifica a los animales con una bala que dispara una pistola".

Esta misma tarde, los propietarios de la empresa estaban reunidos para denunciar los hechos y "echar a la calle" a esos trabajadores, que llevan trabajando para la empresa entre dos y tres años.

En su denuncia, Igualdad Animal indica que los vídeos en los que se sustenta fueron grabados entre septiembre de 2010 y enero de 2012 por uno de los trabajadores, que, tras tres años en la empresa, fue quien se dirigió a esta organización, porque "son muchas las cosas que uno ve y ya tiene que decir alguien basta, porque tampoco es para maltratar así a estos animales", según sus palabras.

Basándose en el testimonio del denunciante, Igualdad Animal denuncia que "cuando los encargados de la granja consideran que una cerda embarazada no será aceptada en el matadero por estar coja o ser incapaz de caminar, lo que impediría que obtuviesen los beneficios de su venta al matadero, deciden extraerle brutalmente sus lechones antes de matarla".

Con ese objetivo, "los encargados y operarios acosan y golpean repetidas veces en la cabeza a la cerda con una barra de hierro antes de abrir su abdomen y útero con una cuchilla mientras ella está todavía consciente", y después es abandonada hasta que muere.

Sin embargo, según Vera, la granja se dedica exclusivamente a la venta de lechones de menos de siete kilos, no a la de cerdos adultos.

El trabajador que se dirigió a Igualdad Animal, que dice haber presenciado más de 50 veces la matanza de cerdas adultas con espadas, afirma que esos malos tratos "tienen lugar de forma constante y rutinaria" y son "conocidos de los responsables de la granja".

Según esta organización, los maltratos, el último de los cuales fue documentado hace tres semanas, "evidencian los comportamientos sádicos hacia los indefensos animales y constituyen un delito continuado de maltrato animal, recogido en el artículo 337 del Código Penal".

Por último, indica que "se da además la terriblemente irónica circunstancia de que Agropecuaria El Escobar fue premiada en 2008 por la industria cárnica con el premio Porc d'Or de bronce por lechones nacidos vivos" en la categoría de granjas de más de 1.500 cerdas.

Fuentes:
http://www.expansion.com/agencia/efe/2012/02/21/16989263.html
http://www.igualdadanimal.org/
Fecha: 21.02.2012