miércoles, 4 de abril de 2012

El teniente alcalde de Torà (CiU) mata a tiros a un perro abandonado y lo remata a palos

El pasado día 29 de Marzo el teniente alcalde del municipio de Torà (Lleida), Josep Maria Alsina Simón, con el beneplácito de la señora alcaldesa , Mercè Valls, ambos pertenecientes a CiU, dieron muerte a un perro abandonado disparándole tres tiros de escopeta para acabar rematándolo a palos.

Según relata La Vanguardia, la alcaldesa de Torà justificó estos hechos ante varios concejales del Ayuntamiento, alegando que fue un acto necesario para evitar más quejas… Y tuvo la poca vergüenza de echar las culpas a protectoras, mossos, bomberos y agentes forestales porque no se hicieron cargo del animal. Parece ser que esta señora no se ha enterado a estas alturas que es competencia municipal la recogida y acogida de los animales abandonados y perdidos, y que los Ayuntamientos tienen la obligación de disponer de centros de acogida o de tener convenios para su cumplimiento.

 Sentimos rabia, indignación y también una gran tristeza, que en pleno siglo XXI sigan sucediendo hechos de una crueldad tan gratuita hacia un animal indefenso, con el agravante que la mano ejecutora no ha sido un ciudadano cualquiera, sino un representante político elegido por el pueblo.

FAADA interpondrá denuncia por infracción muy grave de la Ley de Protección de Animales ante la Generalitat de Catalunya.

Fuente: http://faada.org/noticia-505

El juzgado obliga a la asociación Proyecto Gato a desalojar sus instalaciones en A Madroa

La asociación Proyecto Gato tendrá que desalojar sus instalaciones en la Madroa. El Juzgado de Primera Instancia Nº 10 de Vigo ha determinado que la entidad destinada a la protección de los felinos debe abandonar el espacio que ocupa desde 2008 en virtud de un acuerdo alcanzado con la Asociación Protectora de Animales y Plantas. El juez le da la razón a la concesionaria y considera que Proyecto Gato "incumplió sus obligaciones". Contra la sentencia cabe ahora recurso de reposición.


La relación entre la Protectora y Proyecto Gato se remonta a marzo de 2008, cuando rubricaron un convenio de colaboración. El acuerdo alcanzado fijaba que la primera ponía a disposición de Proyecto Gato parte de sus terrenos y dependencias y le otorgaba una prestación de 3.000 euros mensuales. Dos años después, en marzo de 2010, la Protectora comunicó a la otra parte su decisión de rescindir el contrato alegando que durante meses no había cumplido sus funciones, no trabajaba con horario fijo y carecía de personal en la franja de atención al público. Desde 2010 es la Protectora la que se ocupa de la recogida de todos los animales.

Proyecto Gato mantiene por su parte que la concesionaria rescindió el contrato existente "sin causa justificada" e "incumplió la obligación de atender y proteger a los gatos al negarles el cuidado y la alimentación", lo que supone "abandono de animales", denuncia el colectivo de atención a los felinos.

Fuente: http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2012/04/04/juzgado-obliga-asociacion-proyecto-gato-desalojar-instalaciones-madroa/637953.html
Fecha: 04.04.2012